Leche cruda de oveja

DESCRIPCIÓN:
Queso curado, elaborado de modo artesanal con leche cruda de las ovejas de nuestro rebaño, de coagulación enzimática, mediante el empleo de coagulante vegetal, usando los pistilos de la flor del cardo silvestre Cynara cardunculus, propio de la zona, y de empleo tradicional en la comarca. Pasta no prensada, sin aditivos ni conservantes. Tiene una curación mínima de 60 días en tablas de madera y presencia de mohos como el Penicilium candidum y el Penicilium roqueforti. Cada día se voltean a mano y se frotan sus caras para el mejor esparcimiento de mohos en superficie.

INGREDIENTES:
Leche cruda de las ovejas de nuestro rebaño. Coagulante vegetal.

PRESENTACIÓN:
Sal común. En su aspecto externo presenta una forma cuadrada con la corteza un poco rugosa, delgada y lavada con baños de aceite de oliva virgen, totalmente comestible. En el interior presenta una pasta con una cremosidad media, pequeños ojos y color marfil.

FORMATO:
De 450 gr. a 500 gr. aproximadamente.

CONSUMO PREFERENTE:
Dispone de una maduración de 60 días y se recomienda un consumo preferente de 12 meses.

NOTAS DE CATA:
Su olor es ligero, con pequeños recuerdos a oveja, pero nunca desagradable. Su sabor es muy suave pero con personalidad, recordando a almendras secas. Tiene pequeños toques amargos y grasos en el retrogusto muy agradable.

Producción limitada.